30 abr. 2007

Strippercise

“Strippercise”, el aerobic erótico que empieza a cautivar a las estadounidenses Una nueva tendencia invade los gimnasios de los EE.UU.. Con la premisa de eliminar grasas, las mujeres aprenden una serie de ejercicios “provocativos” que, además, las hace sentir más sexys.
La obsesión de los estadounidenses con el sexo y la dieta dio paso a una nueva y creciente práctica: a las típicas sesiones de ejercicio para mujeres, ahora le sumaron un insinuante condimento de strip-tease. Conocida como "strippercise", la moda está atrapando a miles de norteamericanas que no sólo persiguen la promesa de eliminar esos kilos de más a través del intenso trabajo aeróbico, sino también de aprender movimientos de una danza sexy, perfeccionada desde tiempos inmemoriales por las exóticas bailarinas que menean sus curvas en los clubes nocturnos de todo el país. La provocativa rutina de ejercicios ya convenció, incluso, a la reina de la cultura pop y la autoayuda. La popular presentadora de televisión Oprah Winfrey (www.oprah.com) dedicó recientemente un programa a este tema y entabló una profunda discusión filosófica sobre las ventajas de la nueva tendencia con la actriz Sheila Kelley autora del libro "The S Factor: Strip Workouts for Every Woman" y dueña del gimnasio "S Factor" de Los Angeles, que ya emplea a siete instructores a tiempo completo para enseñar sesiones de ejercicios de strip-tease a las clientas. Mientras en su página web (www.sfactor.com) se venden cada semana decenas de barras de strip-tease a mujeres de todo el país, la actriz niega tajantemente que esta práctica denigre a las mujeres. “Desnudarse es la última frontera del feminismo”, dijo Kelley. Y agregó: “Enfrentémoslo. En los 70, las mujeres dieron un giro a la derecha en vez de a la izquierda. Olvidamos que somos criaturas bellas y sensuales. Se trata de ser dueñas de nuestra propia sexualidad, de decir: Puedo ser una mujer poderosa y además puedo ser increíblemente sexy”.“Cuando me agito en torno a esa barra, siento lo más cercano a estar volando que haya experimentado jamás", arengó Kelley, que no es la única celebridad enganchada a este nuevo régimen de ejercicios. La estrella de la televisión Carmen Electra vendió miles de copias de una serie de cinco DVDs titulada "Aeróbic Striptease". La cadena de gimnasios "Crunch" incluyó la disciplina en su programa y en el famoso club de striptease de Atlanta, "Cheetah", ya se puede aprender directamente de las bailarinas profesionales. De todas maneras, el strip-tease aeróbico tiene un largo camino por recorrer. Estadísticas recientes muestran que los niveles de obesidad aumentan. Unos 40 millones de estadounidenses son obesos y esta enfermedad les llega cada vez más jóvenes. Un informe difundido la semana pasada indica que el país gastó unos 75.000 millones de dólares en 2003 para tratar la obesidad, que aumenta el riesgo de enfermedades coronarias, diabetes, algunos tipos de cáncer y artritis.Como ninguna dieta sirve sin ejercicio físico, ahí es donde entra el "strippercise". "Probablemente no sea la mejor forma de ejercicio", dice Tandy Waites, un gurú del aeróbic de Los Angeles. "Pero si ayuda a que más gente se mueva y mejore su vida sexual, no puede ser malo".